Historia de Alemania

El Primer Reich —conocido como Sacro Imperio Romano Germánico— se ramificó de la división del Imperio Carolingio en 843, el cual fue fundado el 25 de diciembre de 800 por Carlomagno y el cual existió en diversas formas hasta ser disuelto en 1806 como consecuencia las guerras emprendidas por Napoleón I, que llevaron a la creación de la Confederación del Rin.

Surgimiento y consolidación de Prusia

Durante el siglo XVIII se inicia la transformación de Prusia en una potencia Europea. El largo reinado de Federico II el Grande le dio un gran impulso a la consolidación de este reino, que se vio envuelto en las guerras de Sucesión Austriaca y de de los Siete Años. A partir de entonces Prusia disputaría a la Casa de Austria la hegemonía de Alemania.

El 1 de enero de 1834 entró en funcionamiento la asociación de aduanas por medio de la cual se abolieron los aranceles entre los miembros de la Confederación Germánica , con la excepción de Austria, llamado Zollverein.

Las confrontaciones por la hegemonía germánica desencadenaron las conocidas como guerras de los ducados y las siete semanas.

Segundo reich alemán

El segundo reich fue fundado el 18 de enero de 1871 tras la victoria de Prusia en la Guerra franco-prusiana y consiguió la unificación de los diferentes estados alemanes en torno de Prusia excluyendo a Austria.

Bajo el liderazgo del canciller Otto von Bismarck, quien fuera el verdadero artífice de la unificación, se inicia un período de gran desarrollo de la nación alemana en todos los campos; económicamente, geográficamente, políticamente y militarmente.

A partir de ese momento Alemania se transforma junto a Inglaterra en una de las dos grandes potencias mundiales, si bien la presencia colonial de Alemania es muy inferior respecto a la de los ingleses.

A partir de este punto y durante las siguientes dos décadas se establecen los llamados “sistemas bismarkianos”, que dominan la política europea en ese período.

Entre 1884 y 1885 Bismarck convoca la conferencia de Berlín en la que potencias establecen las pautas para el reparto colonial de África.

Con la coronación de Guillermo II como Kaiser, se inicia un enfrentamiento entre éste y Bismarck, el cual provoca la caída del canciller.

El emperador será incapaz de continuar con las políticas implantadas por Bismarck y Alemania se ve poco a poco en la incapacidad de mantener el equilibrio europeo que para entonces era más que nunca la base del equilibrio mundial.

En 1914 estalla la primera guerra mundial que, al provocar la derrota de Alemania en 1918, marca el fin de la dinastía Hohenzollern.

Las naciones vencedoras imponen el Tratado de Versalles y con ello se inicia la República de Weimar. El territorio alemán se encuentra nuevamente dividido.

Tercer reich

El tercer reich fue el de la Alemania nazi, el cual duró 12 años, desde 1933 hasta 1945.

La adversidad económica debida tanto a las condiciones de la paz como a la gran depresión mundial, es marcada como una explicación de por qué los partidos antidemocráticos, tanto del ala derecha como del ala izquierda, fueron ampliamente apoyados por los líderes de opinión y votantes alemanes.

En las elecciones extraordinarias de julio y noviembre de 1932, los nazis obtuvieron 37,2% y 33,0% de los votos respectivamente. El 30 de enero de 1933, Adolf Hitler fue nombrado jefe de gobierno.

Durante el año siguiente, Hitler obtuvo control total. Sucedió también al jefe de estado. La política de Hitler de anexar tierras vecinas eventualmente llevó al estallido de la Segunda Guerra Mundial en Europa el 1 de septiembre de 1939. Inicialmente Alemania obtuvo grandes éxitos militares y consiguió el control sobre gran parte de Europa central, incluyendo gran parte de la Unión Soviética.

Luego de que la Unión Soviética y los Estados Unidos se incorporaran al conflicto, el viento de guerra cambió. El 8 de mayo de 1945, Alemania se rindió luego de que Hitler cometiera suicidio.

Entre julio y agosto de 1945 la Conferencia de Potsdam define el mapa político de Europa y las zonas de ocupación en Alemania y Austria.

Ocupación en Alemania y Austria (1945-1948)

La guerra resultó en una gran pérdida de territorio, 15 millones de alemanes expulsados, 45 años de división, mientras el país se separó en Alemania oriental y occidental, y lo más importante unos 5 millones de muertos en Alemania y mas de 50 en el macabro balance final de la contienda.

Fin de la ocupación y reunificacion

En septiembre de 1990, un mes antes de la reunificación alemana, los cuatro poderes aliados y los dos estados alemanes firmaron un tratado en Moscú (Tratado Dos más Cuatro) que ponía fin a los derechos y las responsabilidades de los poderes aliados respecto a Alemania.

Las fuerzas soviéticas ubicadas en Alemania oriental completaron su retiro el 31 de agosto de 1994 y una semana después le siguieron las fuerzas aliadas. Únicamente soldados de EEUU, ubicados en el marco de la OTAN permanecen en la República Federal. (Ver:US-Forces en Alemania).

Fuente: Wikipedia