Humanismo

Movimiento histórico

El Humanismo es una corriente filosófica cuyo origen se sitúa en el siglo XIV y que se mantuvo como hegemónica en Italia y buena parte de Europa hasta el siglo XVI, cuando se fue extinguiendo por colisión con los principios propugnados por la Reformas (luterana, calvinista, etc.) y Contrarreforma católica.

El Humanismo propugnaba una formación integral del hombre, basada en los textos clásicos (muchos de ellos recién descubiertos en aquellos años, gracias al trabajo de traductores como Averroes).

Así, se debían cuidar todas las disciplinas que ayudaran a un mejor conocimiento y comprensión de estos autores, y en consecuencia se desarrolló extraordinariamente la gramática, la retórica, la literatura, la filosofía moral y la historia. Este tipo de formación se siguen considerando aún hoy como humanista.

En los comienzos del Renacimiento, sin embargo, el término humanista servía exclusivamente para designar a un profesor de lenguas clásicas.

Durante el siglo XIX dio origen al nombre de un movimiento que no sólo fue pedagógico, literario, estético, filosófico y religioso, sino que se convirtió en un modo de pensar y de vivir vertebrado en torno a una idea principal: en el centro del Universo está el hombre, imagen de Dios, criatura privilegiada, digna sobre todas las cosas de la Tierra.

Los autores más señeros de este movimiento fueron:

Francesco Petrarca (1304-1374) y Giovanni Boccaccio (1313-1375), literatos y eruditos

Leonardo Bruno (1374-1444), a quien se debe un estudio en profundidad de los literatos griegos

Pico della Mirandola (1463-1494)

Lorenzo Valla (1407-1457), fundador de la filologia por su estudio de los poetas latinos y su proposición de una nueva gramática.

Quizá su logro más conocido fue el descubrimiento de la falsedad del documento medieval Donación de Constantino supuestamente redactado por este emperador, y por el que se otorgaban los territorios de la Italia central al cuidado del Papa romano.

El humanismo fue una de las bases ideológicas del Renacimiento y evidentemente suponía una ruptura con la idea de religión que se manejaba hasta entonces en la que Dios era el centro y la razón de todas las cosas.

Con el Humanismo, Dios no perdía su papel predominante, pero se situaba en un plano diferente, y ya no era la respuesta a todos los problemas.

Probablemente el autor que supo aunar mejor que ninguno la filosofía Humanísitica con el pensamiento cristiano fuera Erasmo de Rotterdam. Su muerte marcó el principio del fin del movimiento.

–Lunarca 13:16 10 feb, 2005 (CET)

Movimiento moderno

El humanismo es un movimiento moderno que se asienta en la concepción del ser humano como el más importante componente de la realidad. Se considera humanista a toda posición o actividad práctica que se basa en ese hecho fundamental.

El humanismo enseña que la formación de un ser humano será deficiente si no incluye la adquisición funcional más completa posible de, al menos, sus primeras consideraciones:

Cada ser humano es una criatura fabulosa.

El ser humano es tanto naturaleza como formación.

La humanidad es como un superorganismo del que somos parte.

La relación y cooperación humanas plenas son requeridas para el mejor funcionamiento y mayor bienestar del ser humano.

Fuente: Wikipedia