Imperio español

El Imperio Español corresponde al conjunto de territorios de América, Asia, África y Oceanía colonizados por España. Dicho proceso se inició a comienzos del siglo XV.

Alcanzó su cenit bajo el reinado de Felipe II, del cual se decía que en sus territorios no se ponía nunca el sol. Durante ese periodo el Imperio Español estaba unido al Imperio Portugués (1580-1644), dando lugar al primer imperio de alcance verdaderamente mundial, y territorialmente el más extenso de todos los tiempos al incluir el Brasil y parte de Asia. Era mucho más grande que el Imperio Británico y, por su enorme extensión, era aproximadamente unas 20 veces el área del Imperio Romano en sus mejores épocas.

En el transcurso del siglo XIX este imperio se desintegró debido a la Independencia de América (1810-1824), quedando reducido a las Filipinas, Cuba, Puerto Rico y otras posesiones menores en África y Oceanía (islas Marianas y Carolinas).

Con la Guerra hispano-estadounidense (1898) pierde Cuba, Puerto Rico, las Filipinas y Guam. Desde entonces paso a ser una potencia colonial de poca importancia en relación a sus posesiones históricas. Ya había sido superada por el Reino Unido durante el Siglo XVIII y Francia en el siglo XIX.

El último territorio en independizarse fue Guinea Ecuatorial (1968)

En su momento de máximo esplendor en el continente americano, el Imperio español abarcaba lo que en la actualidad es Alaska, la costa occidental y el sur de Estados Unidos, México y Centroamérica, y hasta el sur de Chile y la Patagonia , por el oeste; en tanto que por el este, comenzaba en el actual estado de Georgia (Estados Unidos), y se extendía hacia el sur, incluyendo las islas del Caribe, Venezuela, Colombia y Argentina.

España ocupó también territorios del oeste del Sahara en distintas épocas, así como regiones costeras de lo que hoy en día es Guinea Ecuatorial, entre las que se cuenta la isla de Fernando Poo (en la actualidad, años 2000, Bioko). En Asia, España gobernó sobre las islas Filipinas. En Oceanía, conservó las islas Marianas y las islas Carolinas.

Fuente: Wikipedia