Izquierda política

En política, izquierda es un término que se refiere (sin precisión particular) al segmento del espectro político típicamente asociado a cualquier clase de socialismo o socialdemocracia en oposición a la derecha política y al liberalismo económico.

La terminología de izquierda-derecha política está originalmente basada en el lugar en el que se sentaban los partisanos parlamentarios durante la Revolución Francesa.

Los partidarios más ardientes de medidas revolucionarias radicales eran denominados comúnmente como izquierdistas porque se sentaban en el lado izquierdo de las sucesivas asambleas legislativas.

Dentro de la izquierda, existe un amplio espectro político que va desde la izquierda moderada a la extrema izquierda. El comunismo (así como la filosofía marxista en la que se basa) y el anarquismo están considerados como formas radicales de izquierda política.

La izquierda también está asociada con los sindicatos y las manifestaciones, aunque éstos no sean exclusivos de la izquierda. También se consideran de izquierda movimientos sociales como el de la antiglobalización, ecologismo, el feminismo, los okupas, el pacifismo o los punks.

Los conceptos de izquierda y derecha, de todas formas, son relativos al país y a la situación política del propio país y del mundo.

Ideología

En general, puede decirse que la izquierda potencia los valores colectivos sobre los individuales.

Antiguamente, la izquierda solía centrarse en la defensa de los derechos de los obreros. En las sociedades capitalistas modernas, sin embargo, incide en la solidaridad con los más desfavorecidos dentro de la sociedad (sectores populares, trabajadores, inmigrantes, minusválidos, ancianos…), la equiparación o incluso la discriminación positiva a favor de la mujer, la reinserción y rehabilitación de los delincuentes y la defensa de otras minorías.

La izquierda suele considerar el mestizaje y la emigración como positivos, llegando en algunos casos extremos al relativismo cultural.

Esta nueva izquierda suele ser crítica con la pena de muerte y defiende el aborto, mostrando también una actitud liberal hacia el sexo, lo que se traduce en el apoyo al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Hay corrientes izquierdistas que consideran la prostitución un oficio digno que debe ser regulado, mientras otras la ven como una forma de explotación sexual que debe ser abolida.

En las sociedades capitalistas, los movimientos de izquierda y los liberales tienden más a defender la despenalización o incluso la legalización de algunas drogas como la marihuana que los conservadores.

Algunos van más allá y proponen la legalización de todas las drogas. Sin embargo, las dictaduras comunistas se oponían al uso recreativo de drogas, alegando entre otras cosas que disminuía la contribución que la colectividad espera de cada individuo.

La denominación de izquierda se suele aplicar a movimientos con actitudes muy diferentes hacia la religión. Mientras muchas corrientes marxistas abogan por el ateísmo, otras proponen un socialismo cristiano.

Sin embargo, en los países de tradición cristiana, la izquierda política apoya la idea de Estado laico y aconfesional al margen de las creencias religiosas de cada uno, si bien es difícil considerar este hecho como un factor definitorio de la izquierda política.

En efecto, en países como Francia, el carácter laico del Estado es apoyado por todos los partidos políticos, o que los liberales también se caracterizan por este apoyo.

En general, los movimientos de izquierda suelen oponerse a las posturas de las iglesias cristianas en temas de reproducción y conducta sexual, como el derecho al aborto, los matrimonios entre personas del mismo sexo, la reproducción asistida o los métodos anticonceptivos.

Históricamente, muchos movimientos izquierdistas han llegado a una abierta hostilidad hacia estas iglesias y su clero, sobre todo en los estados con iglesias poderosas e influyentes en los ámbitos sociales y políticos, en los que las iglesias se alineaban con los sectores más conservadores, como en Rusia (donde la Iglesia era parte del estado) hasta las revoluciones de 1917, o en España en los años treinta.

Como hecho anecdótico, el rechazo a las confesiones cristianas ha llevado a algunas personas de esta ideología a convertirse a otros credos. Muchos de los europeos conversos al Islam, muy escasos en número, (como Mansur Escudero en España o Roger Garaudy en Francia) son de origen izquierdista.

En general, la izquierda occidental tiene una actitud menos favorable a la actuación de Israel en Palestina que las principales fuerzas de derecha, por lo que los partidarios de Israel suelen calificar a la izquierda de antisionista.

Partidos políticos considerados de izquierda

España

Esquerra Republicana de Catalunya

Izquierda Unida

Partido Socialista Obrero Español

Estados Unidos

Partido Demócrata de Estados Unidos (cuya ala izquierda es considerada liberal —de centro-izquierda en los propios Estados Unidos)

Italia

Varias fuezas pertenecen o se han aliado con la coalición El Olivo:

Demócratas de Izquierda

Comunistas Italianos, escisión de Refundación Comunista.

Socialistas Democráticos Italianos

Federación de los Verdes

Refundación Comunista

Uruguay

Encuentro Progresista-Frente Amplio-Nueva Mayoría

Nuevo Espacio

Partido Socialista del Uruguay.

Fuente: Wikipedia