Kokopelli

Kokopelli es conocido como dios de la fertilidad en la mitología de los americanos nativos. Travieso, curandero y cuenta cuentos, Kokopelli ha sido fuente de asombro durante los siglos y en diferentes paises.

Kokopelli encarna el auténtico sudoeste norteamericano, el cuál data de hace al rededor de 3000 años de antigüedad, cuando los primeros petroglifos fueron tallados.

Aunque sus auténticos orígenes son desconocidos, este flautista y viajero “cassanova” es una figura sagrada para muchos nativos del sudoeste norteamericano.

Su figura flautista jorobada ha sido encontrada en pinturas y grabados en muros de roca y cantos rodados por todo el sudoeste norteamericano.

Hay muchos mitos sobre el famoso Kokopelli. Uno de los cuales es que viajaba de aldea en aldea trayendo el cambio de invierno a primavera, derritiendo las nieves y trayendo la lluvia para propiciar las cosechas.

Se dice también que la joroba de su espalda representaba los sacos de semillas y las canciones que portaba.

La leyenda también cuenta que el sonido de su flauta simbolizaba ese paso de invierno a primavera. Se decía que la flauta de kokopelli se podía escuchar en la brisa de primavera, mientras entraba la calidez estival.

También se cuenta que kokopelli era la fuente de la concepción humana. La leyenda dice que todo el mundo bailaría y cantaría durante toda la noche cuando escucharan la flauta de Kokopelli.

A la mañana siguiente incluso las doncellas (N del T: del Inglés “Maiden” referido tanto a mujeres virgenes como solteras) estarían embarazadas.

Cualquiera que sea el verdadero significado de Kokopelli, ha sido fuente de inspiración musical y danza, y ha repartido alegría a los que le rodeaban. Incluso hoy, kokopelli, con su joroba y su flauta, es siempre bienvenido en nuestras casas.

Kokopelli es además: un antiguo dios de los indios Hopi de la comunicación poderosa y la fertilidad.

Fuente: Wikipedia