Lenguaje natural

Se utiliza el término lenguaje natural para referirse principalmente al lenguaje humano. El término se utiliza en contraposición a los lenguajes formales, lenguajes artificiales como el Esperanto que han sido creados por el hombre con un fin explícito, como por ejemplo los lenguajes de programación, el lenguaje matemático o lógico.

La lengua natural evoluciona enmarcada por una cultura de hablantes nativos que utilizan dicha lengua con una finalidad comunicativa. De esta forma, se distingue entre lenguas tales como el chino mandarín, el español y el inglés, las cuales son lenguas naturales; y el esperanto o interlingua, a las cuales se les denomina lenguas planificadas.

Al contrario que el lenguaje formal, para el que el significado de una cadena o frase sólo esta influido por su aspecto o “forma”, en los lenguajes naturales la semántica o significado específico y contextual de sus componentes intervienen en la validez o no de la frase, añadiendo complejidad a su estudio.

La lingüística es la rama del saber que se encarga de al estudio del lenguaje entendido como el conjunto de reglas que gobierna cualquier proceso de comunicación.

Admitiendo la existencia de reglas de comunicación, podremos definir extensivamente un determinado lenguaje natural como el conjunto de frases que se pueden emitir y utilizar.

A finales de la década de los 50, Noam Chomsky propuso incorporar los lenguajes naturales al tipo de lenguajes susceptibles de ser estudiados por los sistemas formales por medio de gramáticas generativas, que darán lugar a las cadenas o frases válidas en un lenguaje dado.

Fuente: Wikipedia