Biblioteca de la Santa Sede

Contenido: Belén o el Misterio de la Santa Infancia, Ciencias de la comunicación y revelación cristiana: reflexiones sobre el rol de la teología, Congreso internacional de teología, El Magisterio Infalible de la Iglesia, El más allá, El Nombre de Dios, El Orden Sacerdotal, El Origen de la Religión, El problema de Cristo, El Pueblo de Dios, El sacerdote, otro Cristo, El Sacramento de la Confesión, El Sacramento de la Eucaristía, El Sacramento de la Reconciliación. Visitar

Extracto

JUAN PABLO II siervo de los siervos de Dios para perpetua memoria Pastor de todo el rebaño del Señor es el Obispo de la Iglesia de Roma, en la cual el Bienaventurado Apóstol Pedro, por soberana disposición de la Providencia divina, dio a Cristo el supremo testimonio de sangre con el martirio. Por tanto, es comprensible que la legítima sucesión apostólica en esta Sede, con la cual «cada Iglesia debe estar de acuerdo por su alta preeminencia»,(1) haya sido siempre objeto de especial atención.

Precisamente por esto los Sumos Pontífices, en el curso de los siglos, han considerado como su deber preciso, así como también su derecho específico, regular con oportunas normas la elección del Sucesor. Así, en los tiempos cercanos a nosotros, mis Predecesores san Pío X,(2) Pío XI,(3) Pío XII,(4) Juan XXIII(5) y por último Pablo VI,(6) cada uno con la intención de responder a las exigencias del momento histórico concreto, proveyeron a emanar al respecto sabias y apropiadas reglas para disponer la idónea preparación y el ordenado desarrollo de la reunión de los electores a quienes, en la vacante de la Sede Apostólica, les corresponde el importante y arduo encargo de elegir al Romano Pontífice.