Textos sobre el Islam

Lengua árabe, ‘ilm usûl al-fiqh: Ciencia de los Fundamentos del Derecho, Las ciencias del hadiz, Cartas del shaykh al-´arabi ad-darqawi, Una visión actualizada del islam, Reseña compañeros profeta (S.A.S.), Cuentos sufies, La lucidez implacable, Los nombres de allah. Visitar

Extracto

Todos nosotros hemos adquirido más o menos alguna información sobre religión por nosotros mismos. La mayoría de esta información, por no decir toda, ha sido adquirida escuchando a otras personas más que por medio de la investigación. ¿Cómo encaja en realidad nuestra compresión del “Islamismo” con el “Din del Islam” original?

Si Allah quiere, a lo largo de este mes de Ramadán, os presentaré en esta columna alguna información con respecto a mi interpretación personal del “Din del Islam”. Puede que la mayoría de ello sea la primera vez que lo oigáis y podría ser que os sorprendiera. Treinta y cuatro años de estudios personales sobre los orígenes del Islam han hecho que me de cuenta con certeza de que “el generalmente discutido islamismo” y el “Din del Islam” son temas muy diferentes.

Si la comprensión del “Din” tuviera su raíz en el Corán al Karim y en Hazrat Muhammad (aleihisalam), no hay ni un solo elemento que una inteligencia normal pudiera negar.

Sin embargo, en la comprensión de lo que se conoce como “Islamismo”, hay muchas cosas que contradicen a la razón, la lógica o la ciencia. Tales cosas son temas producidos y añadidos a posteriori por otras interpretaciones personales independientes del tema original. Y desafortunadamente son cargadas en la cuenta del “Din del Islam”.

Básicamente hay dos grupos que hablan sobre el “Din del Islam”. La mayoría pertenecen al grupo de personas que están dentro de un caparazón. Aquellos aprisionados en la “concha” del ayer. Dicen que la religión es una creencia en lo que ya está dicho. El pensar, el análisis y la investigación están prohibidos.

También está aquellos que han salido de su caparazón; que están abiertos a la novedad, que investigan y reflexionan. Intentan comprender el “Din del Islam”.

En estos artículos, voy a discutir algunos de los hechos sobre los que he pensado y de los que he investigado.

El concepto “Allah” como se explica en el Corán al Karim tiene un significado distinto a cualquier concepto de Dios en el que cree la gente, independientemente de su punto de vista religioso o de la religión a la que pertenezcan.

Todas las reglas comunicadas a través del Islam están relacionadas con la información dada a la humanidad por ALLAH, el cual creó el SISTEMA en el que vivimos, y no son en ningún momento los mandatos para agradar a un DIOS-que esta en algún lugar ahí fuera.

La mayoría de los asuntos mencionados en el “Din del Islam” tienen razonamientos y fundamentos que pueden ser explicados a través de las ciencias modernas. Vamos a explicarlos a lo largo de este mes de Ramadán.

Debido al hecho de que nadie en este mundo tiene la autoridad para hablar, para predicar o juzgar en EL NOMBRE DE ALLAH, a menos que se declare a si mismo como profeta, ninguno de nosotros estamos capacitados para juzgar a nadie en EL NOMBRE DE ALLAH. ¡Nadie puede ostentar tal derecho!

Cada persona tendrá que afrontar las consecuencias de lo que ha logrado como resultado y razón del sistema en el que vive. Por consiguiente, los seres humanos deben darse cuenta y entender urgentemente la realidad de la vida, de manera que puedan emplear de la mejor forma posible el tiempo de su existencia de una forma que no puedan lamentar nada en la vida después de la muerte.

Todo en el Corán al Karim tiene una explicación y una interpretación basada en la ciencia, en la razón y la lógica, ya que explica el SISTEMA y el ORDEN que ALLAH ha creado. Si quedamos insatisfechos al no comprender la explicación de ciertas áreas de vez en cuando, es porque no hemos sido capaces de resolver la operación del SISTEMA ni de razonar a la luz de los hechos ofrecidos, no por que esta explicación sea irracional.

En este primer capítulo, vamos a dejar claro un asunto en primer lugar…

Las prácticas que Hazrat Muhammad (aleihisalam) nos propuso basadas en el Corán al Karim, no son un “paquete” de reglas, si no que son prácticas que cada persona debe llevar a cabo en la medida de todo lo posible. Cada persona obtiene la recompensa de sus logros en el extremo que realizara sus prácticas, y también obtiene el resultado de lo que falló en conseguir.

Asumamos que puedas realizar el ayuno, pero seas incapaz de realizar el salat por fuerza de las circunstancias. Nunca pienses que no deberías ayunar porque no puedas realizar el salat, y no creas a la gente que te dice eso. ¡Practica tanto como puedas! ¡Si notas que hay fuego en un rincón de tu casa, no dejarías que se quemase la casa entera! ¡Intentarías rescatar tanto como pudieras!

De cualquier manera, intenta tanto como puedas realizar tu cuenta diaria, no importa que práctica pueda ser, la vida se va muy rápidamente.

Si eres una mujer y no puedes cubrir tu cabeza por ciertas razones o inconvenientes que pueda provocar, esto no debería apartarte de otras prácticas tales como el salat, el ayuno o el HAJJ, ya que el “hiyab”, el salat o el Hajj son todas prácticas diferentes entre si. Hemos de recordar que los consejos del Corán no son como un “paquete de software”. Cada persona debe realizar tanto de ello como le sea posible. Lo mejor es llevar a cabo todas las prácticas, por supuesto.