Historia de la Iglesia cristiana

Descenso del Espíritu Santo sobre los Apóstoles. Primeros éxitos de la fe cristiana. La vida de los primeros cristianos. Elección de los diáconos. Predicación del Santo Apóstol, el diácono Felipe. Llamamiento de los gentiles. Cristianos de Antioquía. Conversión de Saulo. Concilio apostólico de Jerusalén. Trabajos de evangelización del Apóstol San Pedro. El primer obispo de Jerusalén El Santo Apóstol Santiago hermano del Señor. Santo Apóstol y Evangelista Juan el Teólogo. Santos evangelistas Mateo, Marcos y Lucas. Santo Apóstol Andrés el primer llamado. Las santas Mártires. Visitar

Extracto

La historia de la Iglesia cristiana comienza con el descenso del Espíritu Santo sobre los Apóstoles. Antes de su Ascensión al cielo, nuestro Señor Jesucristo mandó a sus apóstoles que no se apartasen de Jerusalén hasta ser revestidos de poder supremo desde lo alto. Esperando el cumplimiento de esta promesa del Señor, ellos después de rezar eligieron a Matías como el duodécimo Apóstol en lugar del traidor Judas; eligiendo al suplente de Judas, los Apóstoles condicionaron que el mismo debía ser testigo de la obra y Resurrección de Cristo.

En el quincuagésimo día después de la Pascua, en la festividad judía de Pentecostés, que coincidió con un domingo, los apóstoles se reunieron para rezar. Asimismo se encontraba presente junto a ellos la Madre de Dios y algunos otros cristianos, en total 120 personas.

Como a las 9 de la mañana de repente se oyó un ruido parecido al de un viento fuerte, y este sonido llenó la casa del monte Sión donde se hallaban los Apóstoles (el cenáculo de Sión donde tuvo lugar la Última Cena) y sobre cada uno de ellos descansó una dividida lengua de fuego. Las señales externas eran necesarias para los hombres de aquella época, todavía insuficientemente espirituales, para llevarlos a la fe.

Los Apóstoles sintieron una gran animación, esclarecimiento y sed de predicación de la salvadora Palabra de Dios, o sea, la Santa doctrina de nuestro Señor Jesucristo. Repentinamente obtuvieron la capacidad de expresarse en varios idiomas.