La teoría de los rumores

Contenido: Por qué circulan los rumores, La motivación en la circulación de los rumores, La proyección, Generalización de la fórmula básica del rumor, Rumores individuales, Testimonio y evocación, Nivelación y acentuación, Asimilación. Visitar

Extracto

Todos alguna vez nos hemos topado con algún rumor. Corren en el barrio, en la facultad, en las empresas, en los países, en el mundo, en la guerra y en la paz. No reconocen fronteras y son, como la música o la mirada, una suerte de idioma universal en cuya base podríamos encontrar ruidos, según la teoría de la información, lapsus según el psicoanálisis, o hipótesis personales según el New Look. Los norteamericanos G. Allport y L. Postman expusieron una teoría que intenta explicar la circulación y las motivaciones del rumor, de la que sintetizamos a continuación sus aspectos más relevantes.

El tema del rumor debe revestir cierta importancia, tanto para quienes lo transmiten como para los que lo escuchan. Ambigüedad: los hechos reales que se rumorean deben tener cierta ambigüedad, es decir, deben ser susceptibles de diversas interpretaciones. Como se verá, esta ambigüedad puede ser inducida por la ausencia o parquedad de noticias, por su naturaleza contradictoria, por desconfianza hacia ellas, o por tensiones emocionales que tornen al individuo reacio a aceptar las noticias.