Historia de la Filosofía

Introducción, Qué es la filosofía y su historia, La filosofía Griega, La filosofía de la Edad Media, La filosofíacristiana, La filosofía Moderna, El humanismo renacentista y el surgimiento de las nuevas concepciones ideológicas y científicas, La filosofía de la Edad Contemporánea, La filosofía mexicana, La filosofía mexicana. Visitar

Extracto

La filosofía es la búsqueda de la sabiduría y justificación racional de los principios universales de las cosas y de las ideas que el hombre elabora sobre él mismo y su entorno.

Su historia viene desde el incio del hombre, desde que e tiene conocimiento, han existido filósofos que han estudiado la filosofía, sus causas y sus consecuencias.

Este problema no está resuelto. Cada filósofo, cada sistema filosófico inicia sus reflexiones asignandoa la filosofía un nuevo campo. Tal circunstancia impide que se pueda formular una definición unánime de filosofía.

No obstante la discordancia entre los filósofos acerca del objeto y campo de estudio de su materia, son manifiestas algunas coincidencias. En efecto, los filósofos están de acuerdo en que la filosofía:

* Es un saber teorético, es decir, no se nutre sólo de información, sino también de contemplación y explicación.

*Es un saber que enfoca lo principal de la realidad, esto es, aquel apsecto a partir del cual será más fácil entender la realidad total. Naturalmente, hay diferencias acerca de cual aspecto es el que debe considerarse como el principal o fundamental.

* Es un saber reflexivo y crítico. Es reflexivo, porque es de segundo grado, es decir, supone datos y hechos que le sirven de base para la reflexión. Es un saber crítico por que critica ideas, instituciones, comportamientos. Hay que tener en cuenta que criticar no es rechazar, sino discernir, distinguir, valorar, seleccionar. La filosofía es crítica, no porque su función sea siempre militar en la oposición, sino porque, además de su tarea explicativa, tiene que ser factor de cambio y de progreso.

En todo filósofo auténtico existe la convicción de que el saber filosófico tiene este doble objetivo:

Ser un intento de clarificación de la realidad, explicando seres y acontecimientos. Ser una fuerza orientadora de la conducta.