La Página de Tao

¿El tao es lo Absoluto?, Los aspectos del tao: Ser y No-ser, La cosmovisión taoista, Misterio de Misterios, El Tao y el Universo, El Uno: la unidad primordial, El Dos: Cielo y Tierra, La dualidad yin yang, El Te, Lo que cada ente recibe del tao, El Hombre, El imperior de tianli, La unidad hombre-naturaleza y las falsas dicotomías, El Camino,
Actitud ante la vida, Wu wei, Obrar sin sobreactuar, El Tao y la Terapia, Humanista Experiencial. Visitar

Extracto

Esta página es un aporte personal a la difusión y comprensión del pensamiento filosófico taoísta. No pretendo aportar nada nuevo a los maestros y estudiosos de la historia de la filosofía china, a quienes les debo todos mis conocimientos en la materia. Esta página esta orientada a quienes, habiendo tenido contacto con las obras de Lao zi y Zhuang zi, desean ahondar en la comprensión de su pensamiento, el cual, por resultarles paradógico y hasta contradictorio, les lleva a intuír que esos textos enigmáticos han de ser portadores de una gran verdad por conocer.
Hace años, durante mi primer lectura del Tao te ching de Lao zi yo mismo experimenté ese desconcierto, no excento de fascinación intelectual por tratarse de un texto que en su estilo poético, encierra un pensamiento metafísico y una concepción de la vida y la sociedad, sumamente crípticos a los ojos de la filosofía occidental. Y colmando este desconcierto inicial se me decía que no hallaría ayuda alguna si no dejaba de lado mis arraigados hábitos de interpretación lógico conceptual. Una y otra vez se me dijo que “para llegar al tao hay que vivir según el tao”, lo que resultó ser una gran verdad, y un importante logro personal haber llegado a comprenderlo y experimentarlo.
Pero no es mi intención insistir con este alto precio intelectual a quienes deseen conocer el pensamiento taoísta. No pediré que se despojen de sus hábitos analíticos ahora mismo, pero sí constatarán más adelante la posibilidad y la necesidad, de abordar los temas fundamentales de la existencia desde otra perspectiva distinta a la del racionalismo al que estamos tan acostumbrados. Y de no mediar resistencias -que siempre las hay- a intentar este cambio de actitud, es muy posible que comiencen a experimentar la realidad del tao.
Si así fuere, amigo navegante, no sólo habrás incrementado tu conocimiento, sino que habrás comenzado a franquear uno de los obstáculos principales para la comprensión de las filosofías de oriente.Tendrás así la oportunidad de vivenciar el mundo, la vida y la sociedad de una forma totalmente distinta, ni más ni menos positiva que la actual, sino eminentemente crítica y liberadora.