Sistema Político y Electoral de Israel

Introducción, Sistema político, Antecedentes históricos, Sistema electoral, Régimen constitucional y sistema electoral, Sistema de partidos, Izquierda, Derecha, Partidos políticos religiosos, Partido Nacional Religioso y Aguda! Israel, Otros partidos, Coaliciones, Conclusiones, Anexo estadístico, Bibliografía. Visitar

Extracto

Israel, patria histórica del pueblo judío, se sitúa en Medio Oriente, a lo largo de la costa oriental del Mar Mediterráneo y, por su ubicación, une a tres continentes: Asia, África y Europa. En ese lugar, el pueblo de Israel desarrolló su religión y cultura características hace 4,000 años, conservando una permanente presencia como Estado soberano y bajo dominación extranjera.

El actual Estado de Israel es el producto de siglos de historia y herencia judías, que lo destaca como un Estado-nación sostenido por un grupo étnico y religioso único y por el sionismo, que marca todos los aspectos de la vida nacional. Al mismo tiempo, Israel es el resultado de fuerzas y sucesos trascendentes de los siglos XIX y XX, que incluyen dos guerras mundiales y el holocausto.

El sionismo, como movimiento político y de liberación nacional, apareció en su forma moderna a finales del siglo XIX como respuesta a la constante opresión y persecusión del pueblo judío en Europa Oriental y al rechazo de las sociedades de Europa Occidental para su integración. Ideológicamente, se basa en la conexión histórica y bíblica de los judíos y la Tierra de Israel (Eretz Israel) y en el esperado retorno a Jerusalén-Zion.

En medio de numerosos movimientos nacionalistas y de antisemitismo que caracterizaron a la Europa del siglo XIX, Teodoro Herzl sentó las bases del sionismo moderno. El 23 de agosto de 1897,1 en Basilea, Suiza, Herzl convocó al Primer Congreso Mundial Sionista, en el cual se reunieron representantes de las comunidades y organizaciones judías. El congreso estableció la Organización Mundial Sionista y se fundó un movimiento nacional judío moderno y efectivo, cuyo objetivo era “buscar establecer en Palestina el hogar del pueblo judío asegurado bajo una ley pública”.2

1 Dos años antes, el 29 de mayo de 1895, el Dr. Karl Lucger ganó las elecciones del Consejo para alcalde de la ciudad de Viena, y fue el primer político europeo en utilizar el discurso antisemita como propaganda política. Adolfo Hitler reconoció las ideas de Lueger como la base de su ideología política nazi. Ante esta situación Herzl, que vivía en Viena, trató de crear un plan de éxodo judío de Europa.

Como resultado, tiempo después miles de judíos inspirados por el sionismo comenzaron a emigrar a Palestina, poco poblada, que pertenecía al Imperio Otomano. Estos pioneros sentaron las bases del futuro país fundando instituciones y servicios comunitarios, estableciendo industrias y construyendo ciudades. El idioma hebreo, usado durante mucho tiempo sólo en la literatura y en la práctica religiosa, comenzó a resurgir como idioma de uso cotidiano.