La actitud del Sionismo ante la cuestión árabe

Introducción, La Concepción Integracionista-Altruista, La Concepción Aislacionista, La Concepción Liberal-Practica, La Concepción Socialista-Constructiva, Conclusiones, Bibliografía. Visitar

Extracto

La actitud del sionismo hacia los habitantes árabes de Eretz Israel – la “cuestión ignorada” según la definió Itzjak Epstein[1] hace setenta años – se convirtió, con el pasar de las generaciones, en un problema visible, doloroso, influido por poderosos instintos nacionalistas y anegado en sangre. La violencia del enfrentamiento judeo-árabe, su duración, su envergadura, su significación regional e internacional, comunican a la investigación de las raíces del fenómeno singular importancia.

Una elucidación del problema que se remonte a sus mismos orígenes, puede brindar la respuesta a diversos interrogantes respecto a la actitud del sionismo ante la cuestión árabe. Los mismos interrogantes sugieren, además, distintas posibilidades de comprensión de las raíces del enfrentamiento nacional en Eretz Israel. La primera de las cuestiones es saber si el movimiento sionista se sumergió en el conflicto judeo-árabe inadvertidamente, por haberse desentendido del problema, ya sea por ingenuidad o por ignorancia.

La segunda – antítesis de la anterior – contempla la posibilidad de que en lugar de imprevisión, ingenuidad o desconocimiento, haya habido en la actitud sionista un error político, es decir, una falla en la selección adecuada de los medios políticos o en el aprovechamiento de las oportunidades que pudieron haberse presentado para lograr un acuerdo con los árabes.

La tercera pregunta gira en torno de una probabilidad que niega las dos anteriores: la de que el problema haya sido consciente desde un comienzo; la de que ya en sus primeros estadios el enfrentamiento haya sido captado en toda su intensidad. El interrogante respectivo podría ser expuesto de este modo: ¿Previeron acaso los miembros del movimiento sionista, ya en los comienzos del mismo, la posibilidad de un conflicto nacional, y estuvieron consecuentemente dispuestos – ideológica y anímicamente – a su inevitabilidad?

La hipótesis fundamental de este artículo es que la respuesta a la disyuntiva debe comenzar a buscarse en una elucidación previa de ciertos principios de la ideología sionista que influyeron el sistema de las relaciones entre los dos pueblos y fijaron el ámbito de su desenvolvimiento.