Luteranismo

Doctrina derivada de la posición teológica defendida por Lutero contra a la Iglesia católica. Con Lutero se inicia la llamada “reforma” protestante, dicha reforma se extendería con variantes propias, así el Calvinismo y los Anabaptistas, hasta fraguar en diferentes corrientes doctrinales que forman hoy el protestantismo, por ejemplo: adventismo, pentecostalismo, iglesia bautista, metodismo…

Por eso hoy se entiende por luteranismo una de las corrientes del protestantismo que es la mayoritaria en Alemania, Dinamarca, Holanda y Suecia.

Básicamente, los postulados luteranos giran en torno a dos núcleos doctrinales:

Sola gratia (sólo la gracia): Cristo es el único que puede justificarnos, las obras del hombre, incluidos los ritos eclesiales, no son causa de la justificación o redención de nuestros pecados.

Por lo tanto la salvación es obra de la gracia de Dios.

Sola Scriptura (sólo la Escritura ) Primacía de la Palabra de Dios sobre cualquier otra mediación religiosa: Habida cuenta de que sólo Dios nos salva a través de la acción redentora de Jesucristo, los sacramentos y demás ritos eclesiales son sólo simbólicos.

El único puente entre Dios y el hombre es la palabra divina consignada en la Biblia , cuyo estudio y predicación se convierte así en la principal mediación religiosa. Por eso el luteranismo, y con él todo el protestantismo, hace desaparecer la estructura clerical y los votos religiosos, así como el culto a la Virgen María y los santos.

Se trataría de una consecuencia de los dos postulados anteriores.

Fuente: Wikipedia