Macrino

Macrino nació 164 en Caesarea (Mauretania) como hijo de la nobleza local aunque probablemente no disponían de muchos medios económicos. Durante su juventud practicó varios oficios, desde mensajero y cazador profesional hasta gladiador. Su carrera despegó al empezar a trabajar como jurista en Roma.

Poco después, Plautanio, prefecto de los pretorianos, le nombra su asesor legal personal. Tras su asesinato en 205, Macrino se dedicó a la administración del patrimonio imperial y en 212 es nombrado prefecto de los pretorianos. En el año 217 fue uno de los líderes del atentado contra el Caracala y fue nombrado emperador.

Según Cassius Dio, su procedencia era inusual y costaba habituarse a ella pero atribuye al emperador una alta fiabilidad y buen sentido común.

Reino

Como Macrino fue declarado emperador por sus soldados sin consultar el senado sólo pudo apoyarse en la fidelidad de sus propias tropas. Al mismo tiempo, intentó paliar las consecuencias de la política de Caracala y prometió gobernar en el espíritu de Marco Aurelio. Su mayor problema era la guerra contra los parthos que había empezado ya bajo Caracala y que no pudo llevar a buen término. Tras la batalla de Nisibis, que terminó en empate, terminó las masacres pagando a los parthos la suma de 200.000.000 sestercios y abandonando Armenia.

Los pagos fueron financiados por recortes en el sueldo de los legionarios. Esto cambió la actitud de las tropas hacia él. La situación se agravó al presentarse Vario Ávito (Heliogábalo) como presunto heredero de Caracala. En la mañana del 16 de mayo de 218 las legiones romanas proclamaron este chico de 14 años como emperador.

Macrino reaccionó proclamando a su propio hijo Diadumeniano como Augusto pero no consiguió calmar la situación. Finalmente abandonó y huyó.

El final

El 8 de junio de 218 finalmente se produjo la batalla entre las tropas de Macrino y las de Heliogábalo. En esta batalla, Macrino fue derrotado. Un último intento de controlar la situación con los pretorianos fracasó al producirse un motín entre sus últimas tropas. Macrino conseguió huir del campo de batalla afeitándose la barba.

Finalmente fue reconocido en Chalcedon, esperando un barco que le debía llevar al otro lado del Bósforo, y capturado. Su hijo fue hecho preso en Siria. Macrino fue ejecutado en junio o julio de 218 en Archelais. Su sucesor fue Heliogábalo.

Fuente: Wikipedia