Mensaje subliminal

Un mensaje subliminal es una señal o mensaje diseñado para pasar por debajo (sub) de los límites normales de percepción.

Puede ser por ejemplo, inaudible para la mente consciente pero audible para la mente inconsciente o profunda; puede ser también una imagen transmitida de un modo tan breve que pase desapercibida por la mente consciente pero aún así, percibida inconscientemente.

Esta definición asume una división entre lo consciente y lo inconsciente, prestándose a la confusión. Sería mejor decir que el mensaje subliminal (sonido o imagen) es percibido por las partes más profundas de la mente, concebida como una sola entidad integrada.

En la vida cotidiana, a menudo se afirma (con o sin evidencia) que se emplean técnicas subliminales con propósitos publicitarios y de propaganda.

Origen del término

El término mensaje subliminal fue popularizado en un libro de 1957 titulado The Hidden Persuaders, de Vance Packard. Este libro detallaba un estudio llevado a cabo en el cine Fort Lee (Nueva Jersey) en el que supuestamente se habían insertado órdenes de beber Coca-Cola y comer palomitas de maíz, con incrementos en las ventas durante los intervalos. Y aunque años más tarde el autor mismo del estudio, James Vicary desmintiera la veracidad del experimento, la mecha quedó encendida.

En 1973, el libro de Wilson Bryan Key Subliminal Seduction proclamó que las técnicas subliminales estaban siendo utilizadas ampliamente en la publicidad. El texto, contribuyó al climax general de temor junto a las novelas de Orwell, acerca de los mensajes subliminales. La preocupación popular llegó a un extremo tal de llevar a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) a declarar la publicidad subliminal, “contraria al interés público”, por su intención engañosa.

Validez

En contra de la creencia popular que los mensajes subliminales son usados como medio de influencia masiva, la evidencia concreta al respecto es muy poca.

Mas allá de su ‘uso artístico’, no existen pruebas de que se produzcan cambios perceptibles en el oyente o el espectador capaces de hacer consumir a dichos espectadores un producto, o cambiar sus ideas; el consenso general entre los profesionales de la mercadotecnia indica que la publicidad subliminal no es efectiva y puede ser incluso, contraproducente.

La teoría subyacente de los mensajes subliminales es tachada a menudo de pseudociencia. De todos modos el concepto es muy popular entre los teóricos de la conspiración y la mayoría de la gente que vive en zonas saturadas por los medios (como los Estados Unidos), está familiarizada con el término.

El un estudio científico acerca de la publicidad subliminal, se hacía que los sujetos sobre los que se realizaba dicho estudio asociasen palabras que aparecían en la pantalla de un ordenador a un conjunto (los conjuntos eran del estilo bueno, malo, frío, caliente…).

A su vez, y con determinado adelanto o retraso en el tiempo, se exponían de forma publicidad otras palabras. El estudio demostró que, aunque cuando la palabra subliminal no coincidía en la misma categoría que la perceptible claramente los fallos aumentaban de forma significativa, la separación entre el mensaje subliminal y la palabra visible en el tiempo debía ser muy pequeña (del orden de la décima de segundo), por lo que la aplicación de la publicidad subliminal no sería eficaz.

Desde ciertos sectores de la sociedad, se han escuchado declaraciones acerca de mensajes subliminales en varias formas de entretenimiento popular. Podemos mencionar como ejemplo, los supuestos mensajes invertidos en las canciones de rock and roll.

El activista conservador Donald Wildmon dijo que la compañía Walt Disney insertó la palabra “SEX” (sexo) en su película El Rey León. Las autoridades en general han ignorado estas proclamas debido a la dudosa reputación de sus autores.

Otro ejemplo apareció en la película Los Rescatadores, también de Walt Disney, en la que en un fotograma aparecía una mujer en topless. Ver enlace con la imagen.

Discusión

La percepción o cognición subliminal puede considerarse como un subconjunto de la cognición inconsciente, que incluye habilidades tales como la de concentrarse en una señal en particular en un ambiente ruidoso, mientras inconscientemente se presta atención a otras señales (como una voz en un salón lleno de gente), y otras tareas realizadas automáticamente (como conducir un vehículo).

En todos estos casos, se investigó sobre cuánto de la señal fuera del foco atención al es percibido inconscientemente: ¿se percibe el mensaje completo, o sólo parcialmente o simplificado? Hay al menos dos escuelas de pensamiento involucradas.

Una de ellas argumenta que sólo se perciben los aspectos más simples de la señal; aunque hay que notar que las pruebas realizadas se concentraron en su mayoría en los aspectos más simples del conocimiento, y no en la comprensión completa. La segunda escuela declara que la cognición inconsciente es comprensiva y que es más lo percibido que lo verbalizado.

Se han llevado a cabo numerosos estudios sobre la percepción inconsciente. Por ejemplo sobre pacientes anestesiados, y aparentemente dormidos e inconscientes, se ha podido determinar (usando técnicas indirectas para llegar a sus recuerdos) que recordaban fragmentos de lo ocurrido mientras habían sido anestesiados.

De modo similar, estudios en pacientes con daño neurológico que decían ser incapaces de percibir ciertos estímulos, mostraban que podían responder a los mismos.

Por ejemplo en casos de “visión ciega”, los pacientes perciben inconscientemente estímulos en áreas de su visión que creían dañadas.

Los mensajes subliminales ganarían poderío de influencia dado que podrían saltarse las barreras de la mente consciente; se ha dicho incluso que la sugestión inconsciente es por esto más potente que la sugestión consciente.

Estas formas de sugestión se lograrían a través de hipnosis o autosugestión, y al llevar a la persona a estados de relajación profunda, en que los mensajes podrían alcanzar partes más influenciables de la misma; algunos observadores argumentaron que la mente es incapaz de rechazar críticamente los mensajes insertados de modo inconsciente.

Pero las investigaciones no han demostrado que la sugestión subliminal sea particularmente útil.

La tecnología de los mensajes subliminales ha evolucionado bastante, como en el caso de las “hemisphonic technologies” del Instituto Monroe (ver enlace al final) y otras usadas en situaciones de la vida real como el entrenamiento rápido y exhaustivo de hombres en las fuerzas armadas, para el reconocimiento de barcos y aviones extranjeros.

Los estudios sugieren que la efectividad de este tipo de CDs o cintas, se ve influenciado fundamentalmente por las expectativas de la personas respecto a los resultados. (efecto placebo).

Mensajes Subliminales y Publicidad

Una forma de publicidad subliminal que comúnmente se cree en uso, es la insertar mensajes “ocultos” en películas y programas de TV.

El cerebro humano percibe una ilusión de movimiento cuando se proyecta una serie de imágenes a una razón de 23 a 30 cuadros por segundo. La teoría sugiere introducir hasta un cuadro por segundo con el mensaje subliminal. Aún cuando no fuera perceptible conscientemente, sería suficiente para lograr cambios de conducta en el espectador.

Respecto al uso de estas técnicas en publicidad, no hay pruebas concretas de un uso sostenido o serio de las mismas para influir a las masas.

Como ya se dijo el consenso entre los profesionales de la mercadotecnia desacredita esta técnica; bien sea por considerarla poco efectiva, poco ética, o principalmente por la ruptura de relaciones públicas que su adopción implicaría.

Enlaces externos

Leyendas Urbanas: Publicidad Subliminal

Instituto Robert Monroe y acceso a sus Hemisphonic technologies

Información y publicidad sobre la tecnología Hemi-Sync que puede usarse para incorporar mensajes subliminales (http://discoverytoolsandworkshops.com/) (en inglés)

Testimonio de 1984 sobre mensajes subliminales a la FCC – Comisión de Comunicaciones de Estados Unidos

Referencias

Subliminal Perception: The nature of a controversy, N.F.Dixon, McGraw-Hill , New York , 1971.

Psychological Investigations of Unconscious Perception, Journal of Consciousness Studies, P.M Merikle and M. Daneman, 1998.

New Look 3: Unconscious Cognition Reclaimed, American Psychologist, 47, Anthony W. Greenwald, 1992.

Holender, D. (1986). Semantic activation without conscious identification in dichotic listening, parafoveal vision, and visual masking: A survey and appraisal. Behavioral and Brain Sciences, 9, 1-23.

Fuente: Wikipedia