Mundo de las ideas

Para Platón el mundo de las ideas es real. Es ideal sólo en el sentido de que esas ideas son la manifestación más perfecta de lo que cotidianamente vemos. La idea, palabra inventada por Platón, se podría asociar modernamente con concepto.

El concepto-idea de caballo, por ejemplo, es para Platón indestructible, inmóvil, inmutable e intemporal. Los caballos que vemos en el mundo, en comparación son “sombras efímeras” (como dice García Morente).

Esto se relaciona a su vez con el mito de la caverna, metáfora de la situación en la que estamos: presos de un mundo sensible acotado y engañoso del que debemos escapar cortando nuestras cadenas para ver – si se es valiente – la realidad como realmente es.

Un indicio de ese mundo absoluto lo da la geometría: triángulo es una idea perfecta aplicable a las figuras de tres lados que luego se manifestará en triángulos particulares rectos, equiláteros, etc.

Otro discípulo de Sócrates llamado Antístenes – quien no creía en la existencia real de las ideas – ironizaba « ¡Oh Platón, yo sólo veo el caballo, pero no la caballidad!».

Fuente: Wikipedia