Psicología social

La psicología social es la ciencia de los aspectos sociales de la vida mental. Más que el estudio de la conducta social, estudia esta en relación con la actividad mental, en un intento por proporcionar un conocimiento de la mente (a diferencia por ejemplo de la sociología, economía, etc).

Sus inicios como ciencia está asociado con los inicios de la psicología, que se remonta a la segunda mitad del siglo XIX. En 1879, Wilhelm Wundt funda el primer laboratorio de psicología en Leipzig, Alemania. Se propone de forma consciente aplicar los nuevos métodos de investigación de la fisiología experimental a los problemas de la conciencia y la percepción humana.

En EE.UU. (de 1913 a 1965 aproximadamente) se define la psicología como ciencia de la conducta (el conductismo), corriente ya superada. La psicología social siempre rechazó esta idea. Actualmente el tema central de la psicología es la mente, o la conducta como expresión de la mente.

La psicología social no es el estudio de la sociedad, como lo hace la (sociología, puede invocar principios psicológicos como el interés racional humano de los economistas, pero dichos principios no constituyen su preocupación central). El objetivo fundamental de la psicología social: funcionamiento de la mente individual en sociedad.

Ciencia de la mente y la sociedad. El hombre como animal social. Existen instituciones sociales distintivas típicamente humanas. Perece verosímil suponer que los hechos distintivos de la sociedad humana impliquen una psicología subyacente también distintiva, y que la vida social determine aspectos de nuestro funcionamiento psicológico

La psicología social adopta el supuesto de que existen procesos psicológicos que determinan la forma en que funciona la sociedad y la forma en la que tiene lugar la interacción social. Los procesos sociales, a su vez, determinan las características de la psicología humana.

Es esta determinación mutua de mente/sociedad lo que estudian los psicólogos sociales. Los conceptos, principios, explicaciones y teorías son siempre psicológicos, si bien en un sentido especial, suponiendo y dando siempre por supuesto que existe una interacción con la actividad social y con los procesos y productos sociales.

Su enfoque particular esta orientado hacia la comprensión de la conducta social, sobre la base del proceso de influencia social. El carácter distintivo de la psicología social es que surge de dos factores fundamentales:

a) el interés en el individuo como participante social y

b) la importancia que le atribuye a la comprensión de los procesos de influencia social.

Su objeto de estudio se centra en procesos de influencia social tales como la conformidad, el liderazgo, el control social, el prejuicio, la moral colectiva, adaptación social y el conflicto intragrupal e intergrupal.

Otra forma de entender la psicología social, es verla desde el punto de vista de los grupos humanos o grupo social, también llamada psicología de los grupos humanos. Los grupos pueden ser considerados unidades de análisis en tanto poseen identidad propia, ya que las personas actúan distinto cuando están en grupo de cuando están solas, y además, actúan distinto según el grupo en el que se encuentren o al que representen.

Entonces, los grupos humanos pueden ser analizados como un punto intermedio entre lo social-despersonalizado y lo individual-particular, es decir, en un nivel de análisis propiamente grupal, distinto del individual y del social. Los fenómenos de influencia, identidad social, conflicto integrupal, estereotipo, prejuicio, discriminación, justificación del sistema dominante, exclusión social, costumbre, cohesión social, coherencia social etc., pueden ser vistos desde el punto de vista de los grupos.

Fuente: Wikipedia