Relativismo

Relativismo es un pensamiento o un movimiento o una propuesta de la Epistemología o sobre el conocimiento humano. Iniciado en Grecia por los sofistas, Protágoras, el hombre es la medida de todas las cosas y desarrollado dos mil cien años -Descartes- después con la polémica de Racionalismo versus Empirismo, vuelve a tener actualmente una gran importancia en el pensamiento filosófico y teológico.

Tiene connotaciones pragmáticas y éticas, morales y culturales. El nuevo desarrollo es en torno a dos temas o dos posturas, diferentes en tratamiento si se quiere: Cognitivo hay diversas interpretaciones del conocimiento y moral hay normas culturales en cada sociedad particular.

El problema está en el Relativismo cultural cuando definimos la moral como usos y costumbres. Magnificando el concepto: no hay una verdad absoluta y ésta depende de cada individuo en un espacio o tiempo concreto o intereses. La salida dura es el positivismo como metodología de la objetividad para teorías verificables, para evitar la ‘relativización del acceso a la verdad’.

Un nuevo principio incorporable al conocimiento científico, que es la ‘Relativización’, no deseable como categoría o como marco, perfeccionando la percepción de las metodologías. La paradoja ‘tolerancia – pluralidad versus uniformidad – unanimidad’ es la clave.

El Relativismo, cognitivo, cultural, etc., está en sendos artículos en el ‘Diccionario Crítico de Ciencias Sociales’.

El Relativismo moral en la Doctrina de la Iglesia Católica en Encíclicas como ‘Fides et Ratio’ y ‘Veritatis Splendor’ y sacado a la palestra por Benedicto XVI.

Fuente: Wikipedia