Rentabilidad

En economía, la rentabilidad relaciona el beneficio con los recursos necesarios para obtener ese lucro. Por tanto, si se dice que se ha obtenido un beneficio de un millón no será un dato muy significativo hasta que se sepa cuando dinero o recursos se ha utilizado para obtener ese beneficio.

Por ejemplo si se coloca en una cuenta un millón y en un año los intereses generados son 100 mil, la rentabilidad es del 10%. La rentabilidad de la cuenta se calcula dividiendo la cantidad generada y la cantidad que se ha necesitado para generarla.

En el análisis de las tiendas se calculan varios tipos de rentabilidades, como la rentabilidad de las tiendas, como resultado de relacionar la inversión en una tienda con los beneficios generados, la rentabilidad de una sección o la rentabilidad de un producto.

Un indicador útil es calcular la rentabilidad del inventario, que es el resultado de dividir los beneficios entre el valor del stock o inventario.

Existen empresas que siguen una estrategia de líderes en costes que basan su rentabilidad en una alta rotación con un bajo margen. Es decir venden mucha cantidad pero ganan poco en cada venta.

Otras empresas basan su rentabilidad en unos altos márgenes, pero una rotación baja. Es decir, venden poca cantidad pero ganan mucho en cada venta.

Este es el caso de las Boutiques o tiendas de ropa cara que venden pocos vestidos pero ganan mucho con cada vestido que venden.

Fuente: Wikipedia