República

República (del latín, res pública la cosa pública, lo público)

Es la organización del Estado en la que el Jefe del Estado y el Gobierno son elegidos por un conjunto de ciudadanos (como el pueblo, el partido o el parlamento) en contraposición a la monarquía en la que el Jefe del Estado (el rey) es un cargo hereditario o electivo y vitalicio.

Clasificación

Dependiendo del modo en que se elige al Jefe del Estado, las repúblicas pueden ser democráticas o dictatoriales, aunque el sentido más apropiado de república se debería aplicar únicamente a las democracias:

En una democracia el Jefe del Estado y el Gobierno son elegidos (directamente o a través de delegados) por el pueblo, entendiéndose como todos los ciudadanos mayores de edad. La duración del mandato esta definido por un periodo limitado de tiempo.

En una dictadura el Jefe del Estado y el Gobierno no son elegidos. Por lo general una misma persona asume ambos cargos. Es un cargo vitalicio, salvo excepciones, y el dictador designa a su sucesor. Los dictadores se autodesigan, en el caso de acceder por medio de un golpe de estado al poder, o son seleccionados por medio de un partido único u otros grupos (como las fuerzas armadas).

Dependiendo de si el Jefe del Estado es también el Presidente del Gobierno, las repúblicas se distinguen en:

Presidencialistas: coinciden en el presidente los cargos de Jefe del Estado y Presidente de Gobierno. Tal es el caso de EE.UU. y los países de Sudamérica

Parlamentarias: el Jefe del Estado es elegido directamente por el pueblo o el parlamento, el presidente del gobierno (o primer ministro) es elegido por el parlamento (que a su vez está elegido por el pueblo). Ejemplos son los casos de las República de Francia e Italia,

Una forma de gobierno republicano tiene las siguientes características:

Representación: El pueblo no gobierna de manera directa sino por medio de sus representantes que son elegidos por el voto popular.

Periodicidad o renovación de los gobernantes. Éstos deben ser cambiados luego de transcurrido un tiempo.

Responsabilidad: Los funcionarios públicos son responsables de los actos que realizan. Si comete un delito debe responder por el mismo.

División del poder: para evitar su acumulación por parte de unas pocas personas.

Publicidad de los actos de gobierno: Como el gobierno es de todos, los actos de gobierno deben ser públicos y conocidos por todos.

Libertad de expresión: Todas las personas tienen derecho a expresar sus ideas libremente, sean a favor o en contra de los gobernantes.

Respeto a los derechos individuales: Las personas tienen derechos que el Estado no puede contradecir ni avasallar.

Igualdad de los habitantes ante la ley: Todos los habitantes son iguales en derechos y obligaciones. Nadie es más que otro y no existen prerrogativas de ningún tipo.

Soberanía del pueblo: El poder es del pueblo y éste lo expresa a través del voto, peticiones, etc.. El poder es dividido para evitar su concentración en pocas manos y para que se realice un control más eficaz en resguardo de los derechos del pueblo.

Historia

Las repúblicas más conocidas de la antigüedad fueron las ciudades-estado de la antigua Grecia, que también fueron las primeras democracias del mundo, aunque en una forma primitiva.

Esta organización griega del Estado fue utilizada en la antigua Roma como modelo para la instauración de la República Romana.

Fuente: Wikipedia