Sal (especia)

Sal de mesa (derecha) y pimienta La sal de mesa, conocida comúnmente como sal, es la sal específica cloruro sódico, cuya fórmula química es NaCl. Otras denominaciones frecuentemente usada son sal marina y sal común.

Historia

La sal es el condimento más antiguo usado jamás por el hombre y su importancia para la vida es tal que ha marcado el desarrollo de la historia en diversas fases. Es posible que el primer tratado conocido sobre la sal apareciera publicado en China por el 2700 a .C…

La ubicación de depósitos de sal tuvo especial relevancia en los emplazamientos de asentamientos humanos, pues la sal permite conservar los alimentos. Por este motivo se crearon rutas específicas para el mercadeo de sal (véase la ruta de la sal) y se han producido numerosas guerras por controlar los depósitos y los mercados de sal.

De hecho el término “salario” proviene de sal, y simboliza la cantidad de sal que se le daba a un trabajador para poder salar los alimentos para su conservación y hasta el siglo XIX se cobraba un impuesto para la sal (para que se vea su importancia en Francia una de las primeras medidas que se tomaron fue abolir este impuesto durante la revolución francesa, pues fue uno de los detonadores de la misma).

Su protagonismo a lo largo de la historia le ha conferido un carácter casi sagrado y ciertamente cargado de simbolismo (la mujer de Lot se convirtió en estatua de sal). En algunas culturas se ofrecía junto al pan como un gesto de hospitalidad ante los huéspedes.

Como curiosidad, la expresión la sal de la vida aparece en la Biblia y los apóstoles y elegidos aparecen consignados en ocasiones como la sal de la tierra.

Yacimientos y salinas

Mina de Sal en Cardona (Barcelona) Históricamente la explotación de sal se ha realizado en salinas de las zonas costeras y de los manantiales de agua salada (cursos subterraneos que atraviesan depósitos de sal), así como mediante minas.

En España, los dos yacimientos más importantes están situados en Cardona (Barcelona) (ya abandonado y abierto para uso turístico) y Cabezón de la Sal (Santander).

A lo largo de todo el litoral español existen numerosas salinas que mantienen su actividad, destacando especialmente las de la costa levantina entre Alicante y San Pedro del Pinatar (principalmente las salinas de Torrevieja de las que se extrae casi la mitad de la producción nacional).

Otras famosas salinas están situadas en una zona de marisma costera del Parque Natural de la Bahía de Cádiz, en el estuario que forma la desembocadura del río Guadalete y que abarca a varios pueblos de alrededor (El Puerto de Santa María, San Fernando, Puerto Real y Chiclana).

Salinas de manantial existen pocas y fueron abandonadas durante el siglo XX, siendo las más importantes las Salinas de Añana en Álava, declarada Monumento Histórico y las de Poza de la Sal en Burgos.

En las salinas el agua salada de mar o de manantial se conduce por una red de canales o acueductos hasta unas plataformas horizontales construidas en el propio terreno o con madera y piedra si el desnivel del terreno lo requiere, denominadas granjas y en las que el agua se reparte en parcelas rectangulares o eras.

La evaporación del agua deja lista la sal para su recolección en unos depósitos protegidos de la lluvia o terrazos. En el caso de los manantiales, si su caudal era escaso, incluso se introducía o bombeaba agua a su interior desde otros caudales o piscinas, con el fin de aumentar la producción.

Alimentación

Es el aditivo más antiguo y más usado.

Es uno de los principales pilares de la cocina en casi cualquier cultura. Aunque los alimentos que consumimos ya tienen de por sí suficiente sal, solemos abusar de ella ingiriendo en ocasiones más de 15 gramos diarios. Los regímenes médicos suelen incluir alimentos poco ricos en sal y las personas vegetarianas no suelen tener un escaso consumo de ella.

Existe la falsa creencia de que la sal engorda, esto no es correcto en absoluto pues la sal no aporta calorías. Sin embargo es cierto que con un exceso de sal aumenta la densidad de la sangre y sentimos sed, por lo tanto debemos beber agua para restablecer el equilibrio salino de nuestro cuerpo. Al acumular agua, nos sentimos más pesados.

Propiedades y curiosidades

  • Mantiene los alimentos en buen estado para su posterior consumo
  • Es necesaria para la vida, aunque en exceso puede ser perjudicial
  • Retiene líquido
  • Poca sal en la dieta puede conllevar mareos y calambres
  • Cristalina, blanca y soluble al agua
  • Es usada para disolver grandes cantidades de nieve
  • Se emplea en la ceremonia del bautismo
  • Se usa la palabra sal para significar gracia, donaire (también salero)
  • Es usada como medicina natural ante inflamaciones bucales y de garganta
  • Baños de agua salada son un buen tonificante
  • Buena para hemorroides, congestión nasal y contusiones
  • Se usa como materia prima en algunas industrias químicas.

Fuente: Wikipedia