Sueño

Soñar es la representación mental de imágenes, sonidos, pensamientos o sensaciones durante el sueño, generalmente de forma involuntaria. El acto de soñar se produce durante una fase del sueño llamada fase REM (Movimiento Rápido de los Ojos, por sus siglas en inglés Rapid Eye Moviment) que tiene lugar en el último tramo del ciclo del sueño.

El acto de soñar ha sido sólo confirmado en el Homo sapiens. Los animales también pasan por la fase REM del sueño pero su experiencia subjetiva es difícil de determinar. Parece que los mamíferos son los animales con mayor probabilidad de soñar debido a su ciclo del sueño similar al humano. El animal que más tiempo pasa en fase REM durante el sueño es el armadillo.

Los estados y las fases del sueño humano se definen según los patrones característicos que se observan mediante el electroencefalograma (EEC), el electrooculograma (EOG, una medición de los movimientos oculares) y el electromiograma de superficie (EMG). El registro de estos parametros electrofisiológicos para definir los estados de sueño y de vigilia se denomina polisomnografía.

Estos perfiles nos entregan 2 estados del sueño: 1) Sueño de movimientos oculares rápidos (REM)(conocido también como sueño paradojico, desincronizado o “D”), y 2) sueño sin movimientos oculares rápidos (NREM). Este último a la vez se subclasifica en 4 estadios. La fase 1 del NREM es la transición desde la vigilia al sueño, se le reconoce por la desaparición del patrón regular a (alfa) e instauración de un patrón de baja amplitud y de frecuencia mixta predominantemente en el intervalo theta ( 2 a 7 Hz), con movimientos oculares lentos “en balancín”.

La fase 2 del NREM se define por la aparición de complejos K y de husos de sueño superpuestos a una actividad de base similar a la del estadio 1. Los complejos K son descargas lentas, negativas (hacia arriba) y de amplitud elevada que se continúan inmediatamente después por una deflexión positiva (hacia abajo).

Los husos de sueño son descargas de alta frecuencia de corta duración y que presentan una amplitud característica con subidas y bajadas. La activida ocular permanece ausente y el EMG continua de manera similar al estadio 1. En el estadio 3 del NREM se caracteriza por ser un sueño con más del 20% (pero menos del 50%) de actividad delta de amplitud elevada (> 75 microV)( 0,5 a 2 Hz).

Los husos del sueño pueden persistir, sigue sin haber actividad ocular, y la actividad del EMG permanece a un nivel disminuido. En la fase 4 del NREM, el patrón electroencefalográfico lento y de alto voltaje de la fase 3 comprende al menos el 50% del registro. Las fases 3 y 4 del NREM se denominan en conjunto, como sueño “de ondas lentas”, “delta” o “profundo”.

El sueño REM se caracteriza por un EEG de baja amplitud y de frecuencia mixta similar al de la fase 1 del NREM. En este contexto, se producen brotes de actividad más lenta ( 3 a 5 Hz) con deflexiones negativas superficiales (“ondas en diente de sierra”) se superponen con frecuencia a este patrón.

El EOG muestras de REM similares a las que se observan cuando la persona en cuestión permanece despierta y con los ojos abiertos. La actividad del EMG permanece ausente reflejando la atonía muscular completa de la parálisis motora descendente característica de este estado.

Fuente: Wikipedia