Templo

Término procedente del latín templum, se utiliza para designar un edificio sagrado. En su origen designaba la zona del cielo que el augur utilizaba para contemplar qué aves la atravesaban y en qué sentido, estableciendo los augurios.

Muchas religiones, si no todas, tienen edificios que consideran sagrados. Algunos de ellos son clasificados como templos.

En el Antiguo Testamento indica que debe de haber un solo templo, para un solo dios (lógico), este templo a el que se refiere es el tan mencionado Templo de Jerusalén destruido tres veces, en donde se guardaba el Arca de la alianza y donde moraba Dios, (los demás “templos” hebreos: las sinagogas, no son templos, sino simples centros de enseñanza de la Biblia (Antiguo Testamento))

En el cristianismo, el templo se designaba para el cuerpo físico de una persona, el cual se considera sagrado (San Pablo en 1 Corintios 3:16-17).

Fuente: Wikipedia