Territorio

División de la superficie terrestre perteneciente a una nación, región, provincia, etc.

Conceptualmente, el territorio implica una ocupación concreta del espacio, implícitamente tomando en cuenta la transformación del espacio “natural” en un espacio “ocupado” y por ello transformado.

En conducta animal, se llama territorio al terreno o espacio donde reside, se aparea o procura alimentos un animal o un grupo de animales unidos por vínculos familiares, y que es defendido frente a las invasiones de competidores. El territorio de un individuo o grupo puede adoptar muchas formas. Puede ser un hormiguero, un panal, una cueva, una rama, un terreno amplio, etc.

Algunos insectos sociales, como las termitas y hormigas destinan castas de ejemplares soldados a la defensa de su hormiguero o termitero.

El impulso territorial favorece la diversidad. Sin él, el ejemplar más fuerte ocuparía todo el espacio disponible. Pero otro individuo, aun siendo más débil, puede defender una parcela al estar más motivado cuando lucha en su territorio. En general, el más apto logra un territorio mayor, pero el resto de ejemplares pueden mantener un territorio suficiente para sobrevivir.

Fuente: Wikipedia