Trastorno de conversión

Trastorno de conversión (término que describe lo que anteriormente se llamaba histeria) es una diagnosis especialmente popular a fines del siglo XIX.

Se refiere a los síntomas que afectan al comportamiento de alguien y que se asemejan a una enfermedad neurológica pero que no proceden de (y, más bien, no se explican mediante) ninguna enfermedad física. Es una conversión porque el paciente convierte el conflicto psicológico en un trastorno físico(incapacidad para mover ciertas partes del cuerpo o usar los sentidos de manera normal).

Entre los que lo estudiaban, contamos a Pierre Janet, J. M. Charcot, Josef Breuer y Sigmund Freud.

Antes, la gran mayoría de personas diagnosticadas eran mujeres, se supone que por estar más oprimidas y reprimidas que los hombres, hoy en día esta histórica disparidad sexual suele explicarse en términos sociológicos, al igual que la drástica caída del índice del síndrome.

Todavía, de vez en cuando se emplea este término, pero generalmente sin referencia a ningún mecanismo subyacente específico.

Freud teorizó que el trastorno de conversión proviene de una emoción internada de cólera, repugnancia o conflicto sin resolver. Freud mantuvo que, mediante hipnosis, la “asociación libre” resuelve las dificultades procedentes de este trastorno por permitir identificar las razones claves del conflicto emocional en la víctima.

Fuente: Wikipedia