Vacceos

Los vacceos pueden considerarse el primer pueblo estabilizado en la Meseta Norte en los tiempos históricos. Según Diodoro Sículo, los vacceos eran el pueblo más culto entre los celtíberos, y Silbio Itálico lo definiría como emprendedor y comerciante.

Su existencia está probada al menos desde el siglo III a.C. Polibio relata – aunque él no fue testigo directo – la toma por Aníbal, en el 220 a .C. de las ciudades vacceas de Helmántica (Salamanca) y Arbucala (El Viso de Bamba, Zamora).

Considerados dentro del grupo de los celtíberos, su origen hay que buscarlo en el substrato indígena ibero-ligur. Un complejo proceso de evolución local con la aportación de elementos procedentes de otras culturas, bien a consecuencia de la incorporación de nuevos elementos étnicos o bien por los contactos con otros pueblos vecinos, dará como consecuencia la civilización vaccea.

El estudio de yacimientos donde se encuentran elementos propios de la cultura vaccea sobre los restos de culturas anteriores – como en el caso del Soto de Medinilla (Valladolid), donde existen evidencias de poblamiento desde el eneolítico hasta la II Edad de Hierro, es decir, el periodo vacceo – permite estudiar con cierto detalle la evolución de los grupos humanos de esta zona de la meseta, dando paso a la teoría evolutiva de esta civilización.

La valoración de los aspectos culturales relacionados con el sur de España, apenas tenidos en cuenta en las primeras investigaciones, así como los datos que aportan los estudios realizados sobre la ruta interior del estaño, han posibilitado a partir de 1.970 avanzar notablemente en el conocimiento de la formación de la civilización vaccea. Actualmente parece probada la existencia de una ruta terrestre para el comercio del estaño en la época de apogeo de la civilización de Tartessos. Esta ruta coincide con la que posteriormente sería utilizada por Roma y conocida como Ruta de la Plata. El tránsito durante siglos de esta ruta puso en contacto a los pueblos del interior con los más evolucionados del sur de España.

La civilización vaccea se extendía sobre el centro de la Meseta Norte por ambas orillas del Río Duero. Ocupaban la totalidad de la provincia de Valladolid y parte de León, Palencia, Burgos, Segovia, Ávila, Salamanca y Zamora. Actualmente sus fronteras son difíciles de precisar, ya que variaron a través del tiempo.

A la llegada de los romanos los ríos Cea y Esla les separaban de los astures por el noroeste, mientras que la línea que se puede trazar entre los ríos Esla y Pisuerga al norte de Carrión de los Condes sería la frontera con los cántabros. Al este los ríos Pisuerga y Arlanza marcaban el límite con los turmogos y un poco más al sur, ya en las provincias de Soria y Segovia, los arévacos eran su vecinos y aliados.

Por el sur y sudoeste la frontera con los vettones resulta más difícil de precisar. Es probable que llegaran a tomar contacto con los lusitanos al oeste de Zamora.

Fuente: Wikipedia